share box

sábado, 12 de marzo de 2016

Pesadilla Indeleble

Desperté de golpe, dejándome el alma en esa terrible pesadilla.
Descubrí que los malos sueños no necesitan imágenes para ser aterradores.
Esa frase, esa sola frase que quemó mis tímpanos y heló mis entrañas,
haciendo que saliera arrastrándome a la claridad del alba.

¿Sabes qué es preocuparse por ti?
Es vagar por la casa todo el día,
rumiando un sueño que solo sucedió en la fantasía.
Es vigilarte a hurtadillas cuando piensas que nadie cuida de ti.
Cuando estás tan mal, que ni siquiera a ti mismo quieres admitir que lo estás.
Pensar de forma constante en los monstruos que invaden tu mente.

Preocuparse por ti,
es hacerlo más allá de los escenarios cotidianos y posibles.
Es saber, mi valiente guerrero,
que cada día te enfrentas a lo invisible.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario