share box

domingo, 28 de febrero de 2016

28/02/16

No es alguien que te manipule, pero sí es encontrar alguien que sepa tanto de ti que conozca todos tus puntos débiles. Pero no para atacarte, sino para saber convencerte y complacerte. Y para eso tiene que conocerte y reconocerte todas las veces que sean necesarias, porque nunca seremos los mismos que comenzaron la relación. La vida nos cambia, el amor nos cambia, el dolor nos transforma. Lo que fuimos, tal vez no lo seamos nunca más, lo que nos apasionaba hace tres meses, una semana, hoy quizás nos parezca insoportable.

No amamos igual que en el pasado, por más reciente que sea. Quizás hoy amemos mejor o peor, pero eso es lo difícil de perpetuar el amor, porque enamorarse en fácil, es cosa de nada; que se mantenga es lo difícil. Y sí no nos aceptamos con las cicatrices, dudas, miedos y cambios internos, es imposible seguir adelante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario