share box

jueves, 27 de noviembre de 2014

A Prueba de Olvido

Podría empezar por "eráse una vez", pero historias que comiencen de esta forma sobran y en la vida real no siempre hay finales felices y mucho menos para siempre, como en los cuentos.

En cambio diré que ella ya habia perdido las esperanzas y se limitaba a sobrevivir un dia tras otro. Ella, sin nombre, para no comprometer su anonimato. Cualquier parecido con la realidad de alguien más es pura coincidencia.

Lo conoció por casualidad, en uno de esos dias en los que quieres quedarte en casa, pero que al final te alegras de no haberlo hecho.

Él fue todo lo que ella no buscaba, pero que necesitaba aún sin saberlo. Llenó todos los espacios vacios que había en ella y reparó su corazón en ruinas. Así de intensos fueron esos cinco dias, pero él solo estaba de paso. Prometieron, juraron volver a verse.

Sería hermoso decir que así fue, que se reencontraron para no separarse más. Pero reitero, la vida no siempre tiene los finales felices que siempre esperamos. Nunca se tocaron de nuevo, ni volvieron a rozarse sus labios. Ella no probó de nuevo su aliento ni la calidez de sus abrazos.

Solo lograron encontrarse en algunos sueños esquivos, a los que se aferraban con todas sus fuerzas, más nunca se olvidaron.

y es así que aún cuando las arrugas llenaron su piel y los hilos de plata se asomaban en sus cabellos, ella con una sonrisa en los labios cerraba los ojos y revivia cada momento desde el primero.

Porque en cuestiones de amor no importa si son muchos o pocos los dias vividos, de eso no depende el olvido.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario