share box

viernes, 26 de septiembre de 2014

Sueños Liquidos

Esa felicidad momentánea de tenerte, de tocarte con los dedos de la fantasía, ver tus ojos, respirarte, sentir que estás. Eres intangible y solo en mis delirios oníricos para mi tocarte es posible. Pero el despertar te desaparece. Y pido silenciosamente en mis adentros cerrar los ojos de nuevo, volver a sentir que sí te tengo. Pero es imposible, al volver a ese lugar, ya te has ido. Ya has partido y no vuelvo a verte hasta que en otra noche, por azar, vuelva a reunirme contigo. Pero solo cuando tú quieras volver. Porque cuando te llamo a ese mundo secreto e imaginario que he construido para ti,
nunca vienes.

Porque te encanta sorprenderme, siempre lo haces. Te gusta ver mi cara cuando en algún sueño gris sin sentido, sin esperarte, llegas de repente y lo llenas de colores. Esos sueños en los que estas,
que a nadie pueden contarse. De la mano me llevas, saltando de mis sueños a los tuyos. Creas tormentas solo para besarme bajo la lluvia, solo para hacerme sentir tuya.

Recreamos momentos y espacios, como ese sofá, que avergonzado se sonrojó hasta quedar del mismo color del fruto al que saben tus besos. Derritiéndose nuestros labios, como chocolate en mi boca. Canela, sándalo y vainilla en tu cuerpo, aunque sea un sueño, sin duda puedo olerlo.

Caes gota a gota sobre mi y el calor es tan intenso. -No me sueltes te digo al oído- me desvanezco. Y a la realidad me desplomo en caída libre. Te pierdo, porque despierto.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario