share box

jueves, 18 de septiembre de 2014

"...Ni cuerpo que lo resista"

Hay veces en que no sé lo que quiero
y veces en que me asusta lo que pienso.
Tormentas estruendosas envueltas en mi silencio.

Estar rodeado no es estar acompañado,
la soledad y la procesión van por dentro.

Me escuchan, me miran,
pero no llegarán a comprender
lo que en mi mente encierro.

Recuerdos, dudas, miedos, dolores y amores.
Incertidumbre, costumbre, olores.

Sabores dulces y sinsabores.
Decepciones e ilusiones.
Todo siempre cubierto por mis temores.

¿Existirá aquel que realmente conozca
de mi mente todos los colores?

Consuela -al menos- saber,
que ningún mal es eterno.
Y queda aún por ver,
si lo resiste este cuerpo.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario