share box

jueves, 11 de septiembre de 2014

Llueve

Llueve.
El tiempo se detiene,
espero inmóvil.
¿Por qué no vienes?

El recuerdo me entretiene,
hace que la imaginación despegue.
Escucho tu voz,
pero despierto.
Son solo gotas suicidas,
precipitándose del cielo al suelo.

Me desvelo,
no tengo consuelo.
te busco, no te encuentro.
Me ahogo en el mar del anhelo,
solo deseos.

Se enciende el pensamiento,
un beso de cereza,
tus manos alzando vuelo;
desde mi espalda aterrizando en mi cuello.

Otra vez despierto,
fue solo otro sueño.
No escucho más nada, solo que...

Llueve.
Otra vez el tiempo se detiene,
espero como siempre, inmóvil.
¿Por qué no vienes?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario