share box

viernes, 22 de agosto de 2014

Lleva tu nombre...

Y allí estabas de vuelta...
Tú.
Aquello que cruzando los dedos
y engañándome a mi misma había jurado prohibirme.
Un intento de olvido y orgullo encubierto.

Es que es imposible,
me lo he dicho ya mil veces.
Mal contadas,
porque vuelvo a tus ojos, a tu mirada de magia
y pierdo la cuenta.

Es imposible y absurdo me repito.
Existimos en tiempos y espacios distintos
y por desventura y azar del destino,
coincidimos en el momento inexacto y equivocado,
quizás muy tarde. ¿O tal vez muy temprano...?

Es imposible y absurdo me digo,
pero la otra voz en mi cabeza grita de nuevo...
Y a ti vuelvo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario