share box

martes, 19 de agosto de 2014

Abstinencia

Renuncié a tu existencia.
Mi cuerpo huérfano de tu piel, ya tiembla.
Se aferran a mi los escalofríos, mi alma vaga inquieta intentando llenar tu espacio vacio.
Muero de frío...

No te sorprendas de no sentir ya mi presencia.
Necesitaba un plan de contingencia, 
para poder sobrevivir en las tinieblas de tu ausencia.

Y es intento y fracaso.
Aunque me aleje se queda en mis venas tu tóxica esencia.
De ti intento rehabilitarme, pero me mata la abstinencia.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario